Ocho propuestas para hacer trekking en la Argentina

Los principales puntos turísticos de nuestro país ofrecen caminatas para disfrutar de un buen rato al aire libre, rodeados de paisajes alucinantes y de la fauna característica

Ocho propuestas para hacer trekking en la Argentina
miércoles 02 de enero de 2019

Debido a la variedad de valles, quebradas, bosques, lagos, ríos, lagunas, sierras y montañas que hay a lo largo y ancho de nuestro país, no ha de sorprender que la Argentina presente una de las geografías más bellas del planeta. Para disfrutar de cada lugar, y ponerte en contacto con la naturaleza y los pueblos de las distintas regiones, te recomendamos una serie de caminatas que se pueden efectuar de norte a sur, en soledad, grupo o familia, para admirar todos los paisajes.

Los circuitos de trekking son de baja, mediana o alta dificultad, y se pueden efectuar con o sin guía. Antes de realizarlos, siempre es conveniente informarse sobre las condiciones geográficas, el clima, el acceso, la señalización y si hay donde abastecerse. Para realizar los recorridos, se recomienda ir con agua para hidratarse y llevar puesto calzado y ropa cómodos. Si durante la caminata se estará expuesto a temperaturas extremas, se aconseja usar ropa térmica. También son necesarios anteojos de sol y sombrero.

Los mejores circuitos de la Argentina, aptos para casi todo tipo de público:

1) Jujuy: la Caravana de la Llamas recrea el tradicional transporte de cargas de los pueblos andinos. Santos Manfredi, que viene domesticando llamas hace casi veinte años, organiza expediciones desde Tilcara hasta las Salinas Grandes o la Puna. También hay excursiones de medio día, jornada completa o paseos cortos por el pueblo.

Además, está el trekking a Zanjas, de un día de duración, que recorre parte del camino que los peregrinos hacen cada año durante Semana Santa. Aquí, se visita a la familia Martínez y se almuerza con ellos en este paraje a tres mil metros, donde brotan pequeñas cascadas y se pueden observar las terrazas de cultivo y las ruinas arqueológicas. Su dificultad es media, ya que las llamas transportan el equipaje, y se recorren cerca de 15 kilómetros en alrededor de nueve horas. El costo es de $3.000 e incluye las comidas. Para más información, visitar www.caravanadellamas.com.ar o comunicarse al (0388) 495-5326.

 

2) Salta: el trekking del Cerro Torreón es una caminata de seis horas de duración, que parte desde la Cuesta del Obispo, en la zona de pre puna de los Valles Calchaquíes, y desciende al Valle de Lerma, en la zona de yungas o selva de montaña. Uno de sus atractivos más imponentes es el que forma parte del Qapac Ñam, antiguo camino del Inca, que son sendas incaicas que los pobladores usan para bajar de la montaña. También se puede transitar el paisaje de altura de la prepuna, un lugar seco donde florecen cactus.

La caminata se desarrolla entre dos valles, con buenas chances de poder avistar cóndores. Arranca a 3400 metros de altura y desciende a los 2100, en su punto final, el paraje Maray. Para más información, visitar www.turismosalta.gov.ar o comunicarse al (0387) 569-1598.

 

3) Córdoba: la laguna en la cima del Champaquí, el cerro más alto de la provincia, ofrece un circuito en el que el primer día se camina unas ocho horas y se asciende hasta los 2200 metros, donde se encuentran los refugios. Durante la segunda jornada, se asciende a la cumbre, donde se puede almorzar. Al alcanzar el pico, se pueden visualizar los valles Calamuchita y Traslasierra. El costo es de $4.200, incluye cena y pernocte en cama cucheta. Para más información visitar la página de Facebook de Oscura Overa Turismo de Montaña, o comunicarse al (0354) 647-5298.

 

4) Mendoza: San Rafael es el punto de partida para diversas caminatas cortas, que ofrecen variedad de terrenos, buen clima y sol. El circuito más popular es el sendero de las Cuatro Cascadas, en Valle Grande. Se trata de un camino de dos horas y media, de mediana dificultad, que pueden realizar hasta los más pequeños de la familia. Comienza en el lecho seco de un arroyo, que conduce a un cañadón con paredones de cien metros de altura. Después, lleva hacia un pequeño arroyo donde se forman cascadas y piletones, mientras que más adelante se ascienden doscientos metros a la cima de las sierras. Finalmente, se desciende por un médano de arena volcánica con vista al Río Atuel. El costo es de $200 sin traslado. Para más información, visitar www.millantiviajes.com.ar o www.sanrafaelturismo.gov.ar.

 

5) Tandil: el circuito de la Cruz, el Quijote y dos Huecos es el más recomendado. Pasa por el lago Independencia, sube a un cerro donde hay una buena vista de la ciudad y baja las canteras de picapedros, denominadas Dos Huecos. La caminata dura tres horas, es de poca dificultad, y se puede contratar con picada y fogón. También hay caminatas de dos a cuatro horas y aunque es opcional el servicio de guías, se recomienda pagarlo, ya que a través de ellos se pueden escuchar las historias de picapedreros de fines del siglo XX, que dan vida a los senderos. El costo oscila entre los $500 y $600. Para más información, visitar www.guiasturismotandil.com.ar o www.destinotandil.com.ar o comunicarse al +11-4437-7710.

 

6) Bariloche: en esta ciudad de Río Negro, existe la red de refugios para el turismo más antigua del país, con camping libre y más de 250 senderos. La caminata más tradicional es la que se desarrolla por el cerro Frey, que tiene un refugio a 1700 metros sobre el nivel del mar y está rodeada por las agujas del Cerro Catedral. Puede hacerse por cuenta propia y por tres sendas de acceso. La más común es la que comienza desde el estacionamiento del Catedral y va hacia el valle del arroyo Van Titter. Se trata de un camino simple que se realiza en aproximadamente cuatro horas.

La Picada Eslovena empieza en la seccional de guardaparques del Lago Gutiérrez. Conduce a la cascada de Los Duendes, accede a la playa Muñoz y finaliza en el Refugio Frey. Es una subida pronunciada, por lo cual se recomienda recorrerla en buen estado físico.

Al Filo del Catedral, que arranca sobre el final de los medios de elevación y consta de tres horas de caminata por una subida marcada de dificultad media, conviene ir con guía. Por acá, se accede a la laguna Schmoll, y hacia abajo está la laguna Toncek. El acampe es gratuito y cuenta con pernocte con uso de cocina por $500, o pensión completa por $1.100.

Para poder efectuar estos circuitos es obligatorio registrarse en la web www.nahuelhuapi.gov.ar. En caso de necesitar más información, visitar www.wildernesspatagonia.com o www.refugiofreybariloche.com, o comunicarse al 029-4471-0692.

 

7) Chaltén: esta localidad de Santa Cruz cuenta con una enorme variedad de senderos con vistas panorámicas celestiales. Es el lugar perfecto para hacer trekking, ya que existen distintos tipos de actividades y niveles, que van desde caminatas cortas, de tres kilómetros, hasta la vuelta al hielo del cordón Torres del Fitz Roy, que dura siete días.

Las caminatas más emblemáticas son aquellas que se llevan a cabo sobre las sendas Laguna Torre y Laguna de los Tres. Ambos son de baja dificultad y se pueden recorrer en ocho horas. El acceso es gratuito y el pernocte es libre en los campamentos. En la senda Laguna Torre se puede apreciar el cerro Torre con sus agujas de granito, mientras que desde el campamento De Agostini se puede bajar a la laguna Torre, donde flotan témpanos que se desprenden del Glaciar Grande.

Por su parte, el sendero Laguna de los Tres tiene vistas espectaculares del Monte Fitz Roy. Una vez que se parte, en cerca de cuatro horas se accede al campamento base Poincenot. Más tarde, la senda conduce a la laguna de los Tres, por un camino que finaliza con una vista al glaciar de los Tres.

Para más información, visitar www.elchalten.com o www.fitzroyexpediciones.com.ar, o comunicarse al 0249-462-6852.

 

8) Calafate: la excursión parte del puerto Bajo de las Sombras y navega por el Lago Argentino. A pie, se pasa por un bosque de lengas y ñires, mientras que poco después hay que ponerse los crampones y echarse a andar entre cuevas, grietas y sumideros. Hay dos alternativas: el Big Ice, que se extiende por tres horas y media, es de alta exigencia física para personas de entre 18 y 50 años, que se adentra en el corazón del glaciar; la otra es el minitrekking, que lo pueden ejecutar personas de entre 10 y 65 años, que es más moderado y se camina durante una hora y media. El costo del Big Ice es de $7.900 con traslado y $6900 sin traslado, en tanto que el minitrekking es de $4.500 con traslado y $3.600 sin traslado. No incluyen la entrada al Parque Nacional Los Glaciares, cuya tarifa nacional es de $310 (niños de 6 a 12 años abonan $150).