Lunes 10 de Agosto de 2020
Fate

Tips para mejorar la producción del raigrás

El raigrás anual es el segundo verdeo de invierno más usado, clave para la producción de leche y carne, ya que produce forraje en una época del año donde las pasturas crecen poco

Tips para mejorar la producción del raigrás
lunes 02 de diciembre de 2019

Los cultivos anuales de invierno son los recursos forrajeros más utilizados, ya que aportan entre mayo y septiembre una producción de forraje de 4 a 9 t MS/ha de alta calidad. El raigrás anual debe sembrarse temprano: desde el fin del verano a principios de otoño, con el objetivo de obtener el primer pastoreo a mediados de otoño, aprovechando las lluvias de la estación y logrando un mayor periodo de utilización. Además, un rápido crecimiento inicial permitirá sortear posibles déficits hídricos en el resto del invierno y la primavera.

 

Calidad nutricional: variaciones del porcentaje de materia seca

Durante el otoño y principios del invierno, el raigrás anual tiene un bajo contenido de materia seca que puede limitar el consumo por un exceso de agua. También se debe tener en cuenta el alto porcentaje de proteína soluble (altamente degradable en rumen) que causa pérdidas de nitrógeno, si el porcentaje de materia seca es bajo y no hay suficiente consumo de carbohidratos solubles en agua. La suplementación energética, para balancear el consumo de proteína y de energía, debe considerar varios aspectos para mejorar la ganancia de peso, destacándose la calidad del recurso base y el ajuste de la carga animal.

Por otro lado, durante el período de crecimiento la calidad nutricional del raigrás anual cambia. El porcentaje de materia seca (MS) se incrementa, al igual que el contenido de fibra detergente ácido (FDA), mientras que el porcentaje de proteína bruta (PB) disminuye y el porcentaje de carbohidratos solubles en agua (CSA) resulta indiferente a los cambios en la época de crecimiento.

La MS del raigrás anual en el primer aprovechamiento es del 15,5%. Este bajo contenido en otoño, junto con el bajo porcentaje de fibra efectiva, sería la causa de posibles bajas ganancias de peso. Para corregirlo, una práctica común es la adición de heno de alta calidad, para mejorar la ganancia de peso vivo y la producción de leche.

Desde mediados de invierno, luego de las heladas, el porcentaje de materia seca se incrementa linealmente.

 

Pastorear el raigrás por la tarde resulta en 10% más de leche o carne

Durante el día, el contenido de MS y el de CSA tienen variaciones, siendo mayor por la tarde y alcanzando un máximo al atardecer, a la vez que la proteína bruta disminuye y el contenido de fibra casi no sufre alteraciones. Estos cambios en la composición del forraje pueden ser utilizados para implementar momentos de utilización de los verdeos de raigrás cuando éste acumula más MS y CSA, producto de la fotosíntesis diurna. El pastoreo por la tarde de un verdeo de raigrás resulta en un incremento en el consumo de MS y un 10% más de producción de leche y de proteína por animal y por día.

 

Fertilización

La calidad nutricional del raigrás anual cambia según el manejo de la fertilización. La fertilización nitrogenada incrementa el contenido de nitrógeno (N) y disminuye el de CSA. No obstante, la mayor relación entre N/CSA que se genera en este caso no llegaría a valores críticos como para afectar la respuesta animal. La fertilización combinada con fósforo y N permite incrementar la acumulación de forraje sin alterar sustancialmente indicadores del valor nutritivo del forraje. A nivel de producción animal, la fertilización con N en raigrás anual no afecta la ganancia de peso de novillos en el primer pastoreo, ya que esta práctica no altera significativamente la relación entre proteína soluble y carbohidratos solubles en agua.

 

Planificar la confección de reservas

Puede transferirse parte del forraje de raigrás anual producido durante la primavera al invierno siguiente de dos formas: heno o ensilaje. En ambos casos, la calidad nutricional va a depender del momento de corte.

 

Producción animal en pastoreo directo

Desde el punto de vista nutricional, la MS del verdeo, el contenido de CSA y la relación PB/CSA son las variables que se relacionan con las ganancias de peso vivo, siendo el contenido de CSA el factor individual que tiene mayor relación con la ganancia de peso.