Farmers australianos piden una visa especial para trabajadores rurales

Productores de frutas y verduras de Australia sostienen que la mano de obra es escasa y los programas de trabajo temporario para extranjeros es muy rígido y burocrático

Farmers australianos piden una visa especial para trabajadores rurales
miércoles 10 de octubre de 2018

Ante la falta de trabajadores rurales, la industria de frutas y verduras en Australia se enfrenta a un incremento de desperdicio, ya que las cosechas no pueden terminarse o no se logran hacer en óptimas condiciones. Por ello, muchos farmers están a la espera de una visa de agricultores que permita a los trabajadores extranjeros tener condiciones más flexibles.

Al momento, el sector tiene acceso al programa Seasonal Worker, para trabajos temporarios, pero éste no tiene en cuenta las diversas situaciones del campo que difieren de otros trabajos; por ejemplo, el clima puede alterar las fechas de cosecha y, teniendo un período determinado para el permiso de trabajo, el proceso puede verse afectado.

Según Ian Quinn, farmer de Territorio del Norte, el programa de trabajos temporarios existente es muy rígido e inflexible; con una visa para agricultores, los productores esperan que los empleados puedan volver al establecimiento cada año, al menos durante 3-5 años, antes de necesitar una renovación. De esta forma, se puede asegurar contar con los mismo trabajadores ya entrenados; por ahora, tienen que capacitar a las personas año tras año, desde cero y eso les insume mucho tiempo que podría ser utilizado más eficientemente en la cosecha.

Quinn indicó que la cosecha de mangos (tiene más de 35.000 árboles) se realiza entre agosto y noviembre; para esa época, su personal oscila entre 7 y 70 personas. “Nunca vamos a poder tener seguridad laboral con mano de obra australiana porque los jóvenes no ven una carrera en la cosecha estacional de frutos”, explicó. Por eso, necesitan empleados extranjeros que trabajen por temporada; pero para que esto sea productivo, hace falta flexibilizar las condiciones del programa, u ofrecer una visa especial.

En tanto, Andrew Bulmer, horticultor de Victoria, remarcó: “Invertimos mucho tiempo y dinero en el entrenamiento de nuestra gente y, por eso, queremos asegurarnos que puedan quedarse y agregar valor al negocio para poder avanzar”. Y añadió: “Creo que necesitamos una visa específica. Los mochileros nunca fueron una solución adecuada para nosotros”, haciendo referencia al Seasonal Worker Program que, generalmente, atrae a jóvenes que buscan viajar y trabajar temporalmente para sustentarse.

Además, según los farmers el sistema es muy burocrático; Quinn señaló que, aun cuando el programa funciona, la notificación llega recién unas pocas semanas antes de necesitar a los trabajadores, por lo cual no pueden saber con certeza si van a contar con ellos o no. Asimismo, cada año los productores deben volver a aplicar, haciendo todo desde el principio y, encima, no tienen garantía de poder recibir a los mismos empleados ya entrenados.

Quinn explicó que una vez intentaron retener a los trabajadores un poco más para llegar a la poda pero, como no pudieron, podaron antes de tiempo y eso resultó en ramas rotas y frutas no maduras. “Los políticos quieren impulsar el desarrollo del norte pero, ¿si no tenemos las personas correctas acá, cómo vamos a hacerlo?”, concluyó.