Lunes 13 de Julio de 2020

El negocio que crece en plena pandemia de COVID-19

Se trata de Moova, una plataforma argentina que conecta a actores de la logística con comercios que tienen productos listos para ser entregados

El negocio que crece en plena pandemia de COVID-19
miércoles 08 de abril de 2020
C

on muchos negocios cerrados a causa del aislamiento social, preventivo y obligatorio implementado por el Gobierno para intentar frenar la propagación del coronavirus, el comercio electrónico gana terreno. Ejemplo de ello es el crecimiento de la plataforma argentina Moova, que aumentó en un 120% la cantidad de pedidos recibidos.

Creada por Antonio Migliore y Marcos Detry en 2018, Moova es una plataforma que capta la capacidad ociosa de distintos actores de la logística para brindar soluciones a comercios que cuentan con productos o paquetes listos para ser entregados.

“Aprovechamos los remises que vuelven de viajes y las camionetas, motos o bicicletas que no se usan todo el tiempo para constituir una flota variable que ofrecemos a compañías de comercio electrónico que necesitan hacer envíos las 24 hs. No competimos con la oferta que existe, sino que le agregamos una capa de tecnología que hace crecer la torta del sector”, explicó Migliore.

De esta manera, la plataforma tiene disponible desde rodados de grandes empresas logísticas y pequeñas flotas de camionetas, hasta motos particulares o bicicletas. Incluso, los repartidores de delivery de firmas como Rappi o Glovo también ofrecen sus servicios.

La operatoria es la siguiente: la plataforma recopila los pedidos de envío y, mediante un sistema de optimización en tiempo real, organiza las rutas de entregas de la forma más eficaz, a través de algoritmos que tienen en cuenta la ubicación, el tamaño de los paquetes y la capacidad de cada repartidor, entre otros.

En 2019, durante su primer año, Moova realizó cien mil envíos. Sus creadores tenían pensado quintuplicar esa cantidad y alcanzar una facturación de $100 millones gracias a las nuevas oficinas que inauguraron en Santiago de Chile y Montevideo, y las que tienen previsto abrir en Perú y Colombia, pero el coronavirus alteró el panorama. “Vimos un crecimiento del 120% en la cantidad de envíos y el número de consultas se triplicó. Hay empresas que cerraron sus puertas pero otras siguen vendiendo y el envío es la única opción”, señaló Migliore.

Asimismo, manifestó que durante la primera semana de la cuarentena obligatoria trabajaron la mitad de los moovers, nombre con el que se identifica a los repartidores. No obstante, afirmó que “ya empezó a haber activaciones de gente que estaba esperando ver cómo funcionaban los permisos para circular. Es lo que pasó en Europa: primero hubo un parate y luego empezaron a crecer las ventas online porque a la economía hay que moverla igual”.

“El coronavirus no es una buena noticia por las pérdidas humanas y económicas. No es bueno que el comercio se detenga, pero en este contexto hay situaciones muy malas como las de las compañías aéreas, mientras que otros negocios como el nuestro son favorecidos. Esto acelera la penetración del comercio electrónico. Cuando vuelva todo a la normalidad, va a ser una normalidad distinta”, finalizó Migliore.

Más Noticias