¿Cómo emplear el feedback evolutivo?

Es una herramienta puntual que permite ayudar a un freelancer a mejorar su trabajo

¿Cómo emplear el feedback evolutivo?
jueves 15 de noviembre de 2018

Muchas veces darle un feedback negativo a un freelancer es contraproducente porque puede estar sujeto a distintas interpretaciones y puede no entenderse aquello que se quiere corregir. Sin embargo, el diálogo es necesario. He aquí un mecanismo que ayuda a mejorar la calidad de su trabajo sin que ningún elemento peyorativo corrompa la retroalimentación y le haga perder el enfoque: el feedback evolutivo, una herramienta que se centra en lo que debería estar pasando y trabaja para que el resultado sea perfecto. Sirve para gestionar equipos de trabajo remoto exitosos y de alto desempeño.

En ocasiones se da por sentado que el freelancer tiene claros algunos aspectos y no siempre es así. De esta manera, surgen los malos entendidos y los resultados pueden no ser los esperados. Es importante evitar esta serie de errores:

1) Asumir que sabe lo que está haciendo bien: como casi siempre, se resalta lo malo y no lo bueno. Una persona recibe feedback sobre lo que está realizando mal, pero no de lo que está haciendo bien. Entonces, puede asumir que todo está mal y modificar elementos que en un principio no tenían fallas.

2) Asumir que sabe cómo querés que solucione un problema: es un error común expresar que algo está mal sin sugerir el resultado esperado. Así, puede que el freelancer intente solucionar el problema a su manera y que a medida que lo vaya modificando todavía no encuentre la solución que estabas necesitando.

3) Asumir que conoce las consecuencias de su error: es importante hacerle saber en dónde están los problemas. Así no asumirá que lo que considerás que está mal es solo una opinión personal y no se generan resistencias.

4) Asumir que tiene lo necesario para solucionar el error: delegar tareas es sencillo y cómodo, pero en muchas oportunidades el freelancer no dispone de los elementos para corregir lo que estaba mal. Cuando le pedimos que haga correcciones, no hay que asumir que cuenta con la información necesaria para implementarlas. Es un problema habitual cuando se manejan datos o procesos internos con los que todavía no está familiarizado.

Una vez comprendido lo que no se debe hacer y cuando te hayas cerciorado de que el freelancer entiende qué está mal y sabe cómo solucionarlo, se puede emplear el feedback evolutivo. El secreto es encaminarlo hacia lo que debería estar ocurriendo y no a lo que ya pasó. Hay que manejarse en torno a dos ejes: la atención y la innovación. La atención son las conductas o rasgos existentes que hay que maximizar o atenuar; mientras que la innovación es aquello que hay que eliminar por completo o introducir desde el arranque. Para que tenga efecto hay que destacar los atributos positivos que necesitan mantenerse o aumentarse, distinguir los que deben atenuarse, implementarse y los que tendrían que eliminarse.

La clave del feedback evolutivo es empezar con lo bueno para neutralizar la sensación de amenaza que puede llegar a generar la retroalimentación.

PERSONALIZAR

Elegí tu provincia para mostrar en la página principal: