Área 120: la incubadora de proyectos de Google

Se trata de un sector de la empresa que le da a un grupo de empleados las herramientas necesarias para concretar sus proyectos

Área 120: la incubadora de proyectos de Google
lunes 07 de enero de 2019

Hace cerca de tres años, Google inauguró Área 120, una incubadora de negocios interna que agrupa a un conjunto de empleados con el fin de que cada uno aporte sus ideas en la creación de startups tecnológicas relacionadas con la compañía. Es un espacio que se centra en la creación de nuevos productos, de uso necesario y práctico, donde hasta ahora se han llevado a cabo alrededor de cincuenta iniciativas, de las mil que fueron propuestas.

El nombre de esta área se debe al dicho interno de la empresa de que sus trabajadores dedican el 100% de su tiempo a tareas laborales y un 20% extra a proyectos que tengan valor para la firma, como los que dieron origen a productos emblemáticos como Google News o el casco de realidad virtual Cardboard RV.

“Construimos un lugar y un procedimiento para que la gente que tiene grandes proyectos pueda venir con nosotros, donde seleccionamos a los equipos, ideas y mercados más prometedores. Pueden dejar su trabajo y venir acá a dedicar el 100% de su tiempo a elaborar algo que les apasione”, remarca el director ejecutivo, Alex Gawlay, quien tras diez años abandonó su rol como jefe de productos de Google Apps para encabezar Área 120. Cabe destacar que la iniciativa nació debido a que Alphabet, la empresa madre de Google –con más de 89 mil empleados–, se comprometió con la innovación dándoles a sus trabajadores las herramientas para que puedan concretar sus sueños.

Según Gawlay, lo que diferencia a esta incubadora corporativa del resto es que tiene un enfoque específico de Google. “Los tipos de ideas en las que estamos interesados son las que son interesantes para hacer dentro de la compañía. El tipo de gente que buscamos es la más entusiasta de Google”, afirma.

Se estima que hasta la fecha, Gawlay y su equipo de colaboradores –conformado por 15 personas– recibieron más de mil propuestas, de las cuales a cincuenta se les ha dado el visto bueno para realizarlas. Una vez que se ingresa, el personal que es aceptado en el programa se aleja permanentemente de sus viejos puestos y comienza a trabajar en una de las tres sedes, ubicadas en San Francisco, Palo Alto y Nueva York (Estados Unidos). Desde allí, recibe el apoyo financiero necesario para transformar sus ideas en un negocio real, que incluye la capacidad de reclutar personas del propio personal de la firma o de afuera.

Área 120 busca conceptos que tengan el potencial de pasar la “prueba del cepillo de dientes”, que consiste –según el cofundador de la empresa Larry Page– en convertir las cosas en necesidades, en vez de ideas ingeniosas poco prácticas. Bajo esta prueba se crearon productos super exitosos, como las búsquedas, Gmail y Google Maps.

En una reunión con los veinte jefes más importantes de un equipo de 500 personas, Laura Holmes advirtió hace tres años que ella era la única mujer, de modo que se involucró en encontrar la manera de ayudar a la gente sub-representada a conseguir carreras exitosas dentro del área tecnológica. Durante una licencia laboral de tres meses, concluyó en que podría tener mayor incidencia mostrándole a adultos no técnicos cómo programar y que Área 120 era muy útil. Así que en su regreso, convenció a los líderes con su idea de Grasshopper, que se trata de una aplicación para smartphones que enseña a los usuarios sobre programación con JavaScript, por medio de juegos de preguntas y respuestas. La app, que estuvo disponible para Google y Apple, logró más de veinte mil calificaciones positivas y mantuvo un promedio de cinco estrellas.

A diferencia de Grasshopper, hubo otros proyectos que no llegaron a buen puerto, como el que quería implementar Reena Lee, que consistía en una plataforma que permitía a los consumidores dar opiniones de las empresas hablando con un altoparlante inteligente como Google Home. De todas maneras, Lee no se dio por vencida y hoy es una de las cien encargadas de “Fuchsia”, el esfuerzo radical y secreto de Google por programar un nuevo sistema operativo desde cero. Para Lee, el tiempo que le dedicó a su anterior iniciativa le dio una mentalidad de esfuerzo creativa, que la ayudó a construir, aprender y resolver distintas situaciones.

PERSONALIZAR

Elegí tu provincia para mostrar en la página principal: