Actitudes para ser mejor emprendedor

Tres hábitos que adoptan los finlandeses y que deberían tomar todos aquellos que quieran convertirse en grandes empresarios

Actitudes para ser mejor emprendedor
miércoles 09 de enero de 2019

Finlandia es uno de los países más estables y seguros para vivir. En gran parte gracias a eso, sus habitantes son los que disfrutan de mayor libertad personal y bienestar a nivel mundial. Trasladado al plano laboral, esto se ve reflejado en su cultura emprendedora.

Los finlandeses tienen tres hábitos de los que todos –y especialmente aquellos emprendedores que quieren transformarse en grandes empresarios– deberíamos aprender:

1- Sisu: haz bien el trabajo. Etimológicamente, el término sisu procede de una raíz finlandesa que significa “interior” o “dentro”; por ese motivo, muchas veces se lo traduce como “tener agallas” o “tener fuerza interior”. Sin embargo, a nivel lingüístico, no existe una traducción exacta al español, pero abarca actitudes como la resiliencia, la fuerza de voluntad, la valentía, la tenacidad y la perseverancia.

Sisu no es una mera expresión para los finlandeses, sino que es una filosofía de vida que también se aplica en el plano laboral: procura que las personas sean fuertes y valientes, y que no abandonen nunca sus objetivos; que tomen las malas experiencias como aprendizaje y no se rindan.  

2- La cultura de la sauna. Los finlandeses tienen la costumbre de acudir a un sauna para meditar o desconectarse de la rutina. Al ser un lugar al que acuden desnudos, en ese momento todos son iguales: no hay distinción de clases sociales, ni tampoco se juzga por la apariencia de los cuerpos.

Trasladado al plano laboral, constantemente nos encontramos con personas muy diferentes a nosotros que pueden darnos una visión distinta y asombrosa sobre un tema en particular. En ese intercambio de información, es posible crear un vínculo que haga que el trabajo se lleve a cabo de una forma más eficiente y fluida.

3- Contrastes equilibrados. Aunque Finlandia es una nación donde reinan los contrastes, han logrado hallar un equilibrio entre ellos. Sus habitantes son modernos e innovadores, pero nunca dejan de lado su relación con la naturaleza: si bien por su geografía y clima se podría pensar que son hostiles y ásperos, la realidad es que son muy hospitalarios y acogedores. En la coexistencia de esos contrastes, hallaron la manera de ser soñadores sin dejar de tener los pies en la tierra.

PERSONALIZAR

Elegí tu provincia para mostrar en la página principal: