Lunes 18 de Noviembre de 2019

¿Cómo mejorar la productividad durante las primeras horas del día?

Según algunos especialistas, las horas de la mañana que la mayoría de las personas usan para dormir, son perfectas para realizar actividades laborales

¿Cómo mejorar la productividad durante las primeras horas del día?
jueves 31 de enero de 2019

Según un informe realizado por especialistas, las primeras horas del día son ideales para concentrarse y hacer mejor las tareas laborales. Por este motivo, no es casualidad que algunos de los ejecutivos más exitosos del mundo -como Tim Cook (CEO de Apple) o Richard Branson (fundador de Virgin)-, decidan levantarse entre las 3 y las 5 de la mañana para desarrollar la parte más exigente de su trabajo, ya que consideran que durante este lapso se reducen notablemente las distracciones. En este tiempo, como la mayoría de las personas están dormidas, no surgen consultas de colegas, noticias o e-mails urgentes, ni existe actividad en las redes sociales que pueda hacer que se aparte la atención de lo que es realmente importante.

“Cuando uno tiene paz, quietud y no tiene que preocuparse por la gente que está tratando de obtener atención, uno es muchísimo más eficiente para realizar trabajos importantes”, sostiene el psicólogo norteamericano John Davis, director de investigación en NeuroLeadership Institute. Además, resalta que levantarse tan temprano elimina tentaciones internas y externas, que suelen colarse en el día a día, porque a esas horas nadie espera que uno responda un e-mail, atienda una llamada o comente en una publicación de Facebook.

Para mejorar el rendimiento de cada día, la psicóloga Melissa Gratias, experta en productividad, detalló cinco claves para establecer una rutina matutina que permita sentarse en el escritorio y no perder el tiempo:

1) Seguir hábitos predecibles: planificá los primeros 60 minutos de tus días teniendo en cuenta qué vas a necesitar para rendir bien en la jornada y cuánto tiempo deberías reservarle a cada tarea.

2) Dejar el mail para lo último: es recomendable que entre las primeras tareas que hagas, no figure la de responder los mails de la bandeja de entrada. ¿Por qué? Pueden atraparte en una vorágine de necesidades ajenas. Mejor, dejalos para el final.

3) Silenciar el móvil: para alcanzar el mejor rendimiento, es fundamental reducir las interrupciones al mínimo y poner el celular en modo silencioso. También se recomienda eliminar las notificaciones del correo electrónico y organizar reuniones cortas.

4) Hacer tareas productivas: las primeras horas del día son perfectas para evaluar la agenda de los días siguientes, actualizar las listas de objetivos, distinguir las prioridades, despejar el escritorio y hacer un poco de elongación. Evitá realizar tareas que te agoten.

5) Autopremiarse: si desarrollar un ritual matinal parece un desafío, agregale algún incentivo que te impulse a realizarlo.