Lunes 17 de Febrero de 2020

Herramientas para evitar que se magnifiquen los problemas

Enmarcar inconvenientes, tomar distintas perspectivas y asumir las responsabilidades puede ser de gran ayuda para resolver conflictos laborales

Herramientas para evitar que se magnifiquen los problemas
martes 05 de febrero de 2019

Para evitar cualquier tipo de inconvenientes en el ámbito laboral es importante no magnificar los problemas que surgen día a día y tratar de solucionarlos de la mejor manera posible. Si te abruman los conflictos y pensás que no estás teniendo una visión clara de la realidad, te recomendamos tres técnicas ideales para reducir los impactos negativos en el trabajo.

1) Enmarcar los problemas: por medio de una visualización creativa, tomate un momento para cerrar los ojos e imaginarte un mapa completo del problema o la situación que te aflige. Imaginate que el problema toma la forma de un marco de madera y sostenelo con las dos manos, a cierta distancia de los ojos. Después, a través de él, visualizá el foco del conflicto.

Tomá consciencia del entorno y de cómo, de a poco, el problema va perdiendo agudeza, porque el foco se pone en lo esencial y no en lo demás, que es accesorio. Enmarcando el inconveniente se puede detectar cuál es el aspecto más relevante para ejecutar alguna acción resolutiva. Además, desde este lugar de observación más preciso se podrán definir con mayor claridad las decisiones, dándole al problema un espacio mucho menor del que representaba en un principio. Lo importante es resolver lo que está enmarcado y dejar el resto para un segundo plano.

2) Tomar perspectiva: en general, el 95% de los seres humanos presenta una actitud positiva cuando los aspectos más importantes de su vida están encaminados, en tanto que muestran una actitud negativa cuando sucede lo contrario. En el medio, hay una actitud neutral, que sirve como alternativa para colocarse por unos instantes en el rol de observador consciente. Sin tomar una acción inmediata, imaginá que estás en un avión y lentamente vas perdiendo de vista el problema que invadió tus emociones. Mientras ascendés, observá aquello que te preocupa desde distintas posiciones y evaluá cómo te sentís, si pudiste adquirir un punto de vista diferente, qué emociones se te aparecieron, y analizá cómo, paso a paso, el conflicto se va volviendo cada vez más chico a medida que vas tomando altura hasta desaparecer.

Tomá consciencia de las distintas perspectivas para adquirir herramientas de información neutral, que te sirvan como desapego emocional de aquello que estás atravesando. Cuando se miran los problemas desde distintas perspectivas, surgen alternativas para solucionarlos. Con el ejercicio constante, es posible entrenar está visión y evitar las preocupaciones en exceso. También será esencial para pensar de una forma más práctica y resolutiva.

3) Comparar indirectamente: en muchas oportunidades, las situaciones que vivimos, en algún lugar interno –muchas veces hasta inconsciente–, fueron creadas y provocadas porque lo hemos permitido. Existe una responsabilidad personal que provoca que los hechos se desarrollen de cierta forma. Comparar indirectamente es una técnica que te invita a bucear en lo profundo de lo que estás viviendo, analizando cuáles son tus emociones, cómo está tu respiración, si hay alguna manifestación física extraña o si percibís algo diferente cuando estás en medio de un conflicto.

Escribí el problema en el centro de una hoja en blanco y andá trazando líneas como te surjan, sin que tu mente intervenga. Después, escribí otros acontecimientos del pasado que pudieron desencadenar algo que actualmente te preocupa, e intentá obtener algún tipo de aprendizaje.

Más adelante, observá si, por fuera del problema, hubo en el pasado alguna situación similar a la actual y trazá líneas punteadas en los bordes de la hoja. Luego, escribí esas conexiones con las demás ramas del mapa que estás dibujando y fijate neutralmente lo que construiste. Tratá de sacar conclusiones y verás cómo el problema actual lucirá más claro.

Escribí todo, hacé una lista detallada, trabajá sobre las eventuales resoluciones y tratá de llevarlas adelante. Tu estado emocional seguramente será mucho más objetivo.