Estrategias para mejorar el clima laboral y evitar un contexto tóxico

Hay empresas donde es más fácil trabajar que en otras; lo importante es plantearse una serie de objetivos individuales para hacerle frente a los obstáculos y no caer en frustraciones o decepciones

Estrategias para mejorar el clima laboral y evitar un contexto tóxico
miércoles 13 de marzo de 2019

Se conoce como clima laboral al ambiente donde las personas desarrollan las tareas propias de cada trabajo. Este lugar incluye aspectos físicos, como el tamaño de la oficina, la entrada de luz natural o la distribución de mobiliario; y humanos, que son las políticas, metas, objetivos o vínculos propios de las compañías. El nivel de satisfacción de los integrantes se genera a partir de la combinación adecuada de ambos, que va generando un sistema complejo en el que todos cumplen un rol específico, llamado cultura empresarial.

Según estadísticas, una de cada cuatro personas valora más estar en un buen ambiente laboral que cualquier otro aspecto, inclusive el sueldo. Asimismo, estudios recientes corroboraron que el “salario emocional”, que abarca aquello que no es retributivo en el bolsillo del trabajador, cada vez está más asociado a la sensación de bienestar.

Es normal que haya empresas donde es más fácil trabajar que en otras. Las condiciones cambian según el entorno, los directivos, la situación del país y la actitud de cada trabajador hacia lo que debe realizar. En este punto, es clave que exista un buen clima organizacional, ya que depende de uno como será el comportamiento en conjunto.

Debido a que en la mayoría de los empleos –como en cualquier aspecto de la vida- hay personas que suman y restan, es muy importante plantearse una serie de objetivos individuales para hacerle frente a los obstáculos y no caer en frustraciones o decepciones.

A continuación, te proponemos ocho estrategias fáciles de implementar para mejorar el clima interno:

1) Buscá un cambio: es más sencillo mejorar el entorno directo y las relaciones humanas cuando se presentan situaciones desafiantes o molestas. Poder ajustar la mirada te permite sobrellevar mejor los momentos complicados, inclusive si los otros no cambian.

2) Mantenete tranquilo: cuando existe un clima laboral que no es el apropiado, es fundamental que te enfoques en mantener la mejor actitud posible. Si tus compañeros adoptan una posición negativa, observá cómo se van dando las cosas y tratá de entender la situación sin tratar de justificarla.

3) Confirmá los hechos: todas las empresas pueden ir cambiando a partir de sus expansiones, despidos, fusiones o cambios directivos. En muchos casos, no cuentan con una buena estrategia de comunicación interna para que sus empleados se interioricen con los nuevos objetivos y empiezan a surgir rumores y malos entendidos que afectan el entorno. Aquí lo esencial es no compartir ningún tipo de información que no esté chequeada y acudir a las fuentes. Así, obtendrás una mejor claridad y bajarás los niveles de ansiedad.

4) No seas chismoso: no solo no aporta ningún tipo de valor, sino que además te llena de energía negativa. Evitá ser chismoso, al menos en el ambiente laboral, y ponele un freno a las personas que te quieran llenar la cabeza con historias que solo van a empeorar la situación.

5) Cuidá tu energía: en las firmas donde prima un mal clima laboral, algunos empleados pueden llenar el ambiente de energía negativa y hacerte víctima de ese torrente de desánimo. No te intoxiques.

6) No te quejes: es muy importante aprender a saber cómo gestionar las quejas, ya que la mayoría no son constructivas y te dejan con malas intenciones y sin fuerza para salir adelante.

7) No sobreactúes: el estrés sobreactuado es un comportamiento muy frecuente que se manifiesta a través de una aparente sensación de que todo el personal está sobrepasado de actividades, al límite de sus posibilidades. Expresiones como “Estoy exhausto” o “No llego con todo lo que tengo que hacer”, te impiden organizar bien el tiempo y tomar buenas decisiones.

8) Buscá un espacio de apoyo neutral: fuera del trabajo, tratá de juntarte con amigos o tu pareja y expresale todas tus emociones. Esa escucha neutral te va a ayudar a canalizar una parte de la tensión que estás atravesando en tu empleo y te va a dar otro panorama de la situación que no esté cargado de desánimo. De esta manera, vas a contar con nuevas técnicas de afrontamiento, que te pueden servir para mejorar el clima laboral, al menos desde tu persona.

PERSONALIZAR

Elegí tu provincia para mostrar en la página principal: