Lunes 25 de Mayo de 2020

Cinco tips para crear una buena impresión en un nuevo trabajo

Cómo lograr que la primera semana en un nuevo entorno laboral sea una experiencia grata tanto para vos, como para tus jefes y colegas

Cinco tips para crear una buena impresión en un nuevo trabajo
martes 26 de marzo de 2019

Comenzar con el pie derecho en un nuevo trabajo puede ser todo un desafío. Tras conseguir el ansiado puesto, todos queremos causar una buena impresión tanto en los jefes como en el resto de nuestros compañeros. De esta manera, la primera semana en un ambiente laboral diferente puede ser emocionante, aunque también estresante.

A continuación, te damos cinco tips para que te integres de inmediato y generes un buen impacto:

1) Llegá temprano, quédate hasta tarde y vestite para el éxito: es probable que tu jefe llegue a la oficina antes que todos los empleados, pero sería ideal que el resto te viera sentado en tu puesto apenas llegue. De igual manera, también es buena idea quedarse hasta tarde, ya que si bien la jornada laboral puede haber finalizado, no queda bien ser el primero en levantarse y retirarse, aún más si hay compañeros que siguen trabajando en su escritorio. Si bien los horarios pueden ser flexibles, jugá a lo seguro durante tu primera semana.

En relación a la vestimenta, al principio siempre es mejor vestirse en exceso. Mostrá una actitud de respeto hacia vos mismo y una conducta positiva hacia tu nuevo lugar de trabajo. A medida que te vayas estableciendo y observes cómo se visten los demás, andá adaptando tu guardarropas de acuerdo a lo que te sea más cómodo y acorde.

2) Tomá la iniciativa y presentate: en muchos lugares, seguramente te hagan hacer al principio un recorrido donde te presentarán a tus colegas. En caso de que esto no suceda, es importante que te introduzcas y no esperes a que otros te vengan a hablar.

3) Prepará buenas preguntas: si querés demostrar que estás ansioso por aprender y contribuir con tu conocimiento, prepará una serie de preguntas inteligentes para hacerle a tu jefe o a tus compañeros. Escribir las preguntas en un cuaderno puede ser una buena manera de manifestar que estás comprometido y que no estás tratando de fingir interés para generar una buena impresión.

4) Preparate para responder preguntas: pensá como vas a responder a las preguntas que te pueden llegar a hacer en relación a tus trabajos anteriores y tratá de hablar de todo eso de la manera más positiva posible. Si tu empleo previo no fue el ideal, no te quejes ni hagas comentarios negativos. Hacele saber a tu nuevo jefe que estás entusiasmado con la oportunidad que se te dio y que querés contribuir lo antes posible.

Asimismo, es probable que te desempeñes en un rol completamente nuevo en la empresa y que hayan colegas que no sepan de qué se trata, de modo que analizá bien cómo vas a responder al respecto.

5) Sonreí, relájate y ofrecé tu ayuda: una simple sonrisa es vital para generar una buena impresión. Además, otro buen consejo es relajarse y ser uno mismo. También sirve ofrecer ayuda cada vez que surja la oportunidad. Sin embargo, tené cuidado, ya que sería contraproducente que tus compañeros crean desde los primeros días que estás desesperado por ganarte el favor de tu nuevo jefe.