Miércoles 30 de Septiembre de 2020

British American Tobacco no consigue la habilitación para reanudar su producción en el país

Pese a que las tabacaleras fueron autorizadas a retomar la producción este lunes, BAT todavía no obtuvo la aprobación de su protocolo de bioseguridad y advierte que está al borde del colapso

British American Tobacco no consigue la habilitación para reanudar su producción en el país
viernes 15 de mayo de 2020
s

i bien este lunes se autorizó a las fábricas de cigarrillos a reanudar su producción a través de la Decisión Administrativa 763/2020, British American Tobacco Argentina (BAT) todavía no consiguió la habilitación. En virtud de ello, la firma emitió un comunicado en el que deja en claro que está al borde del colapso.

En dicho comunicado, la compañía dijo que a pesar de haber cumplido con todos los protocolos de bioseguridad exigidos por las autoridades nacionales, provinciales y del municipio, no se la ha autorizado a reanudar su producción en la planta que posee en el Parque Industrial de Pilar.

“Nuestra planta permanece cerrada, mientras que el 60% del parque industrial está en actividad. Esto contrasta con lo sucedido con el resto de las empresas tabacaleras que, ubicadas en la provincia de Buenos Aires, ya han iniciado la producción, lo cual nos genera un tremendo impacto a nivel económico y de mercado, que pone en riesgo nuestra sustentabilidad operativa”, expresó la compañía.

Massalin Particulares, que junto con BAT poseen el 70% del mercado de cigarrillos de la Argentina, comenzó a operar este martes. La firma, que tiene su planta en la localidad de Merlo, recibió rápidamente el aval del municipio al protocolo de sanidad y trabajo presentado.

Las empresas Sarandí y Tabacalera Espert, que tiene su planta en Sarandí y en la ciudad de La Plata, respectivamente, también pudieron reanudar su producción. En este contexto, desde BAT señalaron que si bien son conscientes de la buena predisposición del intendente de Pilar, la demora en la habilitación pone en peligro las fuentes de empleo de casi trescientas personas.

“Cada día que no podemos operar es un paso que nos acerca al cierre definitivo, pues el mercado queda en manos de los competidores, alimentando un acto discriminatorio que nos perjudica”, indicó la firma, a la vez que advirtió que “si no se vuelve a trabajar en forma inmediata, será imposible pagar los salarios y sostener la actividad”.

Asimismo, la compañía confirmó “su plena vocación de diálogo para que las autoridades nacionales, provinciales y del municipio de Pila accedan a toda la información que requieran sobre los protocolos y realicen las auditorías y controles que consideren a fin de permitir la apertura inmediata de la operación industrial”.

Entre otros aspectos, el protocolo de bioseguridad e higiene de BAT determina que los empleados de la planta se trasladen en vehículos provistos por la empresa con trazabilidad garantizada, a fin de que solo se desplacen de punta a punta, es decir, desde su casa hasta el lugar de trabajo.