Lunes 17 de Febrero de 2020

Relaciones: cuatro consejos para líderes introvertidos

Cómo generar contactos y crear relaciones fuertes y duraderas en el ámbito laboral

Relaciones: cuatro consejos para líderes introvertidos
lunes 06 de mayo de 2019

Erróneamente, se suele creer que las personas extrovertidas tienden a ser mejores líderes y generadores de contactos. Sin embargo, según una investigación publicada en Harvard Business Review, hay ciertas circunstancias en las cuales las personas introvertidas resultan mejores líderes; por ejemplo, en entornos con personas proactivas: mientras los líderes introvertidos disfrutan de escucharlos, aprender y considerar sus ideas, los líderes extrovertidos se sienten amenazados al creer que sus empleados están cuestionándolos.

Si bien los eventos laborales parecerían del dominio de los extrovertidos, si sos introvertido, te damos algunas claves para que desarrolles todas tus fortalezas y puedas relacionarte mejor en tu próximo evento.

 

Redefiní lo que significa para vos relacionarte y generar contactos

Si te imaginás una persona generadora de contactos que habla alto, extremadamente visible, rodeada de personas que lo escuchan, probablemente sientas que, siendo introvertido, no podrás relacionarte.

No obstante, tenés muchísimas cualidades que te harán destacar en eventos laborales. En principio, las personas introvertidas son más empáticas y se enfocan más en las necesidades de los demás. Este es el principal objetivo de las redes de contactos. Estas personas se enfocan en las relaciones verdaderas y a largo plazo, en vez de generar conexiones superficiales y con fines transaccionales.

 

No apuntes a conocer a toda la gente de la sala

Es bastante útil averiguar algunas cosas de la gente que va a presentarse en el evento. De esta forma, hay determinada información que puede obviarse en las presentaciones y avanzar más rápido a las conversaciones de calidad que pueden terminar en alguna relación a largo plazo.

Es importante saber distinguir con quiénes vale realmente la pena conectar. Quizás se toma más tiempo para hablar con menos personas, pero los resultados son relaciones más profundas y a más largo plazo.

 

Hacé buenas preguntas

Las personas extrovertidas se entusiasman al compartir sus ideas y a veces se olvidan de hacerles preguntas a quienes están escuchando. En cambio, las personas introvertidas suelen hacer más preguntas y escuchar al otro, en lugar de hablar de ellos mismos.

Es clave hacer preguntas que despierten algo en el otro, como por ejemplo, qué les emociona respecto del trabajo que estén realizando. Con la respuesta, podrás saber de qué manera contribuir y generar una relación. Lo importante es que la otra persona revele quién es más allá de la típica presentación.

Sin embargo, no se debe olvidar aportar algo de uno mismo también; caso contrario, la otra persona comenzará a dudar de bridar tanta información sin recibir nada a cambio. Por eso, asegúrate de esforzarte para revelar tanta información como el otro para generar un balance sano.

 

Aprendé a escuchar lo que no están diciendo

Deberás escuchar muy cuidadosamente todas las respuestas para poder leer entre líneas. Muchas veces, la persona con la que hablás no sabe que vos podrías aportar algo a su proyecto; es tu trabajo descifrar tu aporte. Cuando los motivás a hablar sobre sus pasiones e intereses, rápidamente podrás darte cuenta de la intersección entre sus necesidades y tus capacidades y conexiones. Ahí es donde la magia ocurre.