Lunes 13 de Julio de 2020

Gerenciamiento: ¿Cómo darnos cuenta si están juzgando nuestro desempeño?

En muchos ambientes laborales, hay personas que silenciosamente juzgan las capacidades de liderazgo sus compañeros. Para que no te agarre desprevenido, te contamos qué es realmente lo que analizan

Gerenciamiento: ¿Cómo darnos cuenta si están juzgando nuestro desempeño?
lunes 20 de mayo de 2019

Si bien hay muchísimas maneras de llegar a la alta gerencia de una compañía, ya no basta con darle una hojeada a los perfiles psicológicos de los empleados para identificar quiénes tienen mejor desarrolladas las habilidades de liderazgo. Según un estudio realizado en 2016 por la aplicación de reconocimiento de pares TINYpulse & Microsoft Workplace Analytics, observaciones y charlas informales pueden ser indicadores de potenciales de liderazgo, ya que se quienes se relacionan con sus pares de manera positiva, suelen ser aquellos que más influyen en la toma de decisiones y el impuso de la productividad.

“Como las habilidades sociales como la inteligencia, la comunicación y la empatía son aspectos que cada vez son más valorados en el ámbito profesional, la interacción entre compañeros de trabajo, tanto formal como informal, puede marcar el rumbo de una empresa”, detalla Warren Wright, fundador de Coaching Millennials.

Según el especialista, tanto las conversaciones que se dan en reuniones importantes como las que se desarrollan en ambientes relajados como un after-office, permiten obtener indicadores de cómo los empleados responden ante situaciones difíciles o cómo actúan bajo presión. “Esas charlas permiten saber si tienen la habilidad suficiente para transformarse en líderes”, añade.

Lo que se evalúa, es lo siguiente:

1) ¿Es confiable?: para la directora de Recursos Humanos (RR.HH) de la consultora de gestión Deloitte de Filadelfia, Stacey Philpot, todo buen líder debe ser una persona confiable. En la mayoría de los casos, los niveles de confianza se logran a partir de las interacciones informales, que permiten obtener un panorama de quien es realmente el ser con el que estamos conversando.

Alguien confiable, se pregunta a sí mismo cómo podría fomentar su credibilidad, confiabilidad e intimidad, intentando enfocarse más en el resto que en su ser. “Se pone en el lugar de alguien creíble y confiable, pero se muestra interesado en lo que tienen para decir los demás”, ejemplifica.

2) ¿Muestra  potencial?: medir el potencial de liderazgo de alguien puede ser complicado, aunque según la investigación de Philpot, las personas que cuentan con ciertos rasgos, tienden a convertirse en líderes más rápidamente. “El potencial está relacionado con lo intelectual, las motivaciones o el impulso. Esto significa que quienes sean inteligentes, buenos, motivados y adaptables al cambio, tendrán mejores posibilidades de convertirse en líderes que otros que no cuentan con dichos atributos”, aclara.

De todas maneras, para Philpot es necesario tener en cuenta otros aspectos como:

- ¿Es una persona capaz de establecer una dirección?

- ¿Tiene buen juicio empresarial?

- ¿Puede influir en el resto?

3) ¿Es auténtico?: para que los demás puedan confiar en nosotros, los seres humanos deben ser auténticos. Según el consultor de gestión Brad Deutser, autor de “Claridad de Liderazgo: Estrategia de Avance para liberar a las Personas, las Ganancias y el Rendimiento”, cuando alguien se disfraza de algo que no es, el otro suele darse cuenta.

“Cada vez son más los que tratan de ser reales. No hay que disculparse por eso, simplemente hay que ser respetuoso, manteniendo cierta postura. Saber quién es real en el mundo actual permite establecer relaciones duraderas”, argumenta.

4) ¿Sabe manejar conflictos?: para la CEO de Waterfront Partners, Inc, Natalie Michael, una buena manera de formar opiniones respecto a alguien es observando cómo reacciona ante una situación desfavorable. Asumir papeles de liderazgo implica ser capaz de resistir críticas y opiniones opuestas sin molestarse.

Más Noticias