Lunes 24 de Febrero de 2020

Cómo decirle a alguien que no quedó seleccionado para un trabajo

Un buen reclutador debería tomarse el tiempo no solo para comunicar la decisión por teléfono, sino también para informar por qué no un candidato no fue elegido pese a sus buenas aptitudes

Cómo decirle a alguien que no quedó seleccionado para un trabajo
martes 21 de mayo de 2019

Es probable que aquel que se encarga de reclutar candidatos para diferentes búsquedas laborales de su empresa sienta cierta incomodidad a la hora de tener que comunicarle a una persona que, pese a haber llegado a instancias finales por contar con buenas aptitudes para el puesto, no quedó seleccionado.

Para que el proceso sea lo más ameno posible para ambas partes, Samantha Wallace, de la empresa estadounidense Korn Ferry –firma de consultoría de gestión con sede en Los Ángeles–, aconseja tomarse el tiempo para comunicar la decisión por teléfono. En su opinión, el rechazo por correo electrónico es casi una falta de respeto, sobre todo porque la otra persona invirtió tiempo; por eso, considera que esta medida solo debe utilizarse en caso de que no se obtenga respuesta al efectuar el llamado.

Es fundamental tener en cuenta que la forma de rechazar a un candidato debe estar a la altura del proceso de selección, sobre todo si se desea que la empresa mantenga una buena reputación y continúe atrayendo a los mejores talentos.

Asimismo, Wallace hizo hincapié en la importancia de reconocer el esfuerzo y las aptitudes de los candidatos que llegaron a la etapa final y no fueron seleccionados en esa oportunidad. Según ella, en vez de decirles “lamento que no hayas conseguido el trabajo”, es mejor reconocerlos con frases como “felicitaciones por haber formado parte de un grupo final realmente competitivo”.

Además, considera que es primordial compartir por qué eligió a un candidato por sobre otro. En ese intercambio de información, que funciona como una especie de entrenamiento si se realiza de la manera adecuada, se debe utilizar un lenguaje acorde y remarcar las fortalezas del candidato. Por ejemplo, podría decirse algo así: “Estamos buscando a alguien que tenga más fuerza en esta área. Dicho esto, creemos que puede ser un activo valioso para un equipo de trabajo”.

En caso de que el reclutador esté interesado en considerar a un candidato para futuras vacantes o para trabajo freelance, deberá dejarlo bien en claro. No obstante, Sydney Hayes, líder de mercadeo de la firma estadounidense Betts Recruiting, advierte que es mejor que no se le diga a un candidato de mantenerse en contacto a menos que sepa con seguridad que tendrá una nueva oportunidad en el corto plazo. “Sé lo más genuino, real y transparente que puedas. A nadie le gusta sentirse como una transacción”, concluye.