Lunes 17 de Febrero de 2020

Lecciones de un multimillonario que arrancó con una inversión de US$375

Bhavin Turakhia es un emprendedor indio que creó varias empresas multimillonarias sin financiamiento externo

Lecciones de un multimillonario que arrancó con una inversión de US$375
miércoles 29 de mayo de 2019

Bhavin Turakhia es un emprendedor indio que, con tan solo una inversión de US$375, creó empresas multimillonarias junto a su hermano.

En 1998, lanzaron Directi, su primera empresa tecnológica y, en 2014, vendieron cuatro compañías con presencia digital al Grupo Endurance International por US$160 millones. Posteriormente, vendieron la empresa media.net a US$900 millones, siete años tras su lanzamiento.

Lo que diferencia a Bhavin de la mayoría de los emprendedores digitales es que nunca tuvo financiamiento externo; él sostiene que “cuando realmente crees en el valor de lo que estás haciendo, diluir las ganancias es la forma más cara de crecer”.

Algunas de sus lecciones son las siguientes:

 

Valorá la creación por sobre todo lo demás

En vez de estar obsesionado con las métricas, es mejor enfocarte en el puntaje de promotor neto, la satisfacción del cliente y las ganancias. Lo importante es tener el foco en el valor que se les da a los usuarios ya que, todos aquellos negocios que hagan felices a sus clientes, conseguirán que éstos paguen por el producto.

 

La creatividad vale más que el dinero

Aquellos emprendedores que cuentan con una gran inversión desde el comienzo, suelen desperdiciar el dinero en problemas en vez de buscar soluciones creativas. Por ejemplo, en lugar de contratar agencias que analicen a tus clientes, podrás ir vos mismo a encontrarte con ellos y entenderlos personalmente para una mejor lectura de sus necesidades.

Tal como resalta Bhavin, “la adversidad genera innovación. Si un negocio tiene suficiente dinero desde el inicio, tendrá la tentación de desperdiciar dinero en problemas en lugar de investigar en profundidad para encontrar la solución creativa”.

 

Calidad sobre cantidad

Cuando contás con demasiado dinero, es muy fuerte la tentación de hacer crecer al equipo rápidamente para que la empresa parezca más grande y exitosa. Sin embargo, es más valioso contar con un equipo pequeño pero de calidad que sea más proactivo y comprometido.

Cada persona nueva que ingresa a la empresa trae consigo un equipaje y una experiencia. Si la gente que contratás es promedio, diluirán el talento de las estrellas de tu equipo. Por eso, es mejor reclutar pocas personas brillantes que te darán ventaja sobre las empresas con equipos más grandes pero de menor calidad.

 

Importante: concentración

Según el emprendedor indio, “el éxito es directamente proporcional al nivel de concentración que le pongas a la resolución de un problema”. Un emprendedor elige un problema grande y, luego, le dedica toda su atención y energía a resolverlo. Cuando no cuentan con grandes cantidades de dinero, deben elegir cuidadosamente aquellos problemas que tienen mayores posibilidades de resolver. Como le repetía su padre cuando era pequeño, “puedes hacer cualquier cosa a la que le dediques tu tiempo”.