Lunes 24 de Febrero de 2020

Cómo conseguir ser más feliz

Establecer amistades reales, ser agradecido con la vida y perseguir experiencias en vez de objetos, son hábitos que nos pueden hacer más felices

Cómo conseguir ser más feliz
lunes 13 de enero de 2020

La felicidad es algo que todos quieren, aunque muy pocos están dispuestos a buscar. Para ser feliz hay que saber adaptarse a las distintas situaciones de la vida, ya que la felicidad no se mide en la cantidad de objetos que tengamos, sino en el número de experiencias que cosechemos. Si bien el 50% del “nivel de felicidad” está determinado por características de la personalidad que son hereditarias, el otro 50% depende de nuestra actitud ante cada circunstancia.

He aquí algunos hábitos de la gente feliz:

1) Hacé buenos amigos: tener amigos leales, que estén dispuestos a darte una mano en los momentos que más los necesitás, puede hacerte muy feliz. Es muy importante ir cultivando amistades en cada lugar que frecuentamos, ya sea el trabajo, la universidad o el club, ya que aumentar el número de amigos está relacionado con el bienestar. Las personas que no tienen relaciones sociales fuertes tienen un 50% menos de probabilidades de sobrevivir a los que sí las tienen. Hacé amigos dentro y fuera del trabajo, establecé vínculos afectivos con miembros de tu familia, y procurá que los lazos sean verdaderos.

2) Sé grato: en muchas oportunidades nos lamentamos por aquello que todavía no tenemos y nos olvidamos de valorar lo que ya conseguimos. Expresar gratitud genera vínculos fuertes. Si un compañero de trabajo realizó una buena tarea, felicítalo. Te sentirás tan bien vos como él. También puede ser de ayuda escribir una lista de agradecimiento durante la noche y tenerla presente para intentar ser más feliz en el día. Las personas felices se enfocan en lo que tienen y no en lo que no tienen.

3) Seguí tus metas: de acuerdo al autor de “100 secretos sencillos de la mejor mitad de tu vida”, David Niven, las personas que tienen bien en claro sus metas están más satisfechas con su vida y son más positivas. No trates de analizar tu presente en base a lo que buscás del futuro, compará lo que tenés hoy con lo que tenías antes y ahí vas a darte cuenta cuánto avanzaste.

4) Dedicate a algo en lo que seas capaz: está verificado que quien se dedica a lo que le gusta es más feliz que quien realiza su trabajo por compromiso. Entre más disfrutes lo que hagas, más pleno y feliz te sentirás. Si tenés la oportunidad, delegá tareas y recurrí al outsourcing. Sacale provecho a tus fortalezas. 

5) Dá para recibir: no le niegues tu ayuda a los demás. Ayudar no solo es bueno para quien recibe la asistencia, sino también para quien la da. Sentirse útil y necesario nos vuelve más agradecidos y nos permite vincularnos de otra manera con las personas. Tampoco está de más llevarle un regalito a un compañero, que le alegre un poco el día.

6) No persigas un solo propósito: si la única meta de tu vida es ser rico y acumular propiedades de valor, no vas a ser muy feliz. Los bienes materiales con el tiempo se vuelven corrientes y dejan de emocionarnos; en definitiva, no nos dan felicidad. Para ser más feliz, tratá de no perseguir objetos, sino experiencias que te enriquezcan como persona.

7) Viví la vida que querés: no te quedes con ganas de hacer algo. Tené esperanza, sueños y metas, y rodéate de personas que te apoyen y se interesen en tu esencia. Tomá buenas decisiones, decí lo que quieras decir y expresá tus sentimientos, porque la felicidad está en tus manos, depende solo y únicamente de vos.