Miércoles 21 de Agosto de 2019

Neuroliderazgo: cómo optimizar nuestro cerebro

El modelo I4, creado por la fundadora del Instituto About My Brain, Silvia Damiano, explica que los cuatro talentos que un neurolíder debe tener son: imaginación, inspiración, integración e intuición

Neuroliderazgo: cómo optimizar nuestro cerebro
martes 23 de octubre de 2018

Al manejarnos en un mundo VUCA –por las siglas en inglés de Volátil, Incierto, Complejo y Ambiguo–, donde las economías cambian fácilmente y todo acontece de forma instantánea, el liderazgo dentro de una organización es más importante que nunca, ya que afronta el desafío de empoderar a las personas.

En este contexto, lo que hace que un talento se destaque no es el conocimiento, sino sus ideas, sus pensamientos y su creatividad; es decir, pasamos de la era del conocimiento a la de la imaginación. A diferencia de la inteligencia temporal, donde prima el planeamiento estratégico, lo primordial en la inteligencia implícita es la intuición, el instinto y la capacidad de respuesta.

El modelo I4, creado por Silvia Damiano, fundadora del Instituto About My Brain, propone liderarse a uno mismo para después liderar a otros y, finalmente,...

¿Querés leer más?

Este contenido es exclusivo para los Suscriptores de Diario Agroempresario