Martes 04 de Agosto de 2020
Fate

Hershey propone iniciativas para combatir el cambio climático

La empresa de chocolates lanzó un programa para que los productores de cacao puedan adaptarse a las altas temperaturas, que sirve para evitar la deforestación a medida que crecen los cultivos

Hershey propone iniciativas para combatir el cambio climático
viernes 15 de febrero de 2019

El chocolate, junto con el café, la cerveza, el vino, la palta y una larga lista de alimentos, está en riesgo por causa del cambio climático. Para empresas fabricantes, como la multinacional estadounidense Hershey, esta realidad constituyó un escenario propicio para promover iniciativas que ayuden a reducir las emisiones de dióxido de carbono y que sirvan para que los productores de cacao puedan adaptar sus cultivos al aumento de la temperatura y las sequías. Uno de sus planes para hacerle frente a la acción climática se está desarrollando en Ghana y toma como base las ciencias naturales para promover acciones más sustentables.

“Creo que todos reconocen el riesgo que representa el cambio climático para el planeta. Lo que pocos saben, es que para una compañía como Hershey, con una cadena de suministro agrícola, esto también es un peligro para el negocio. Por este motivo, debemos trabajar con los agricultores de los que dependemos para asegurarnos de que puedan adaptarse a las condiciones cambiantes y hacer lo correcto en el terreno para mitigar los efectos de esta problemática”, comentó Jeff King, director senior de Sustentabilidad y Responsabilidad Social y Corporativa de la empresa.

A medida que la temperatura del mundo va subiendo, ciertas áreas que cultivan cacao podrían ser demasiado calientes para el cultivo, que suele desarrollarse mejor a temperaturas inferiores a los 95 grados. Actualmente, el cacao solo crece en una región estrecha del mundo cerca de la Línea del Ecuador y, según estudios, las partes del planeta que pueden cultivarlo se reducirían en un 30% en las próximas décadas. Asimismo, el aumento de la sequía constituye otro desafío, ya que los agricultores sí o sí dependen de la lluvia para regar sus cultivos.

En Ghana, Hershey lanzó un proyecto para ayudar a los agricultores y proteger el Parque Nacional Kakum, que es un bosque rodeado de granjas de cacao. Para obtener los derechos formales sobre las tierras, Hershey está realizando reuniones con el gobierno y ciertos socios que le permitan facilitar el proceso. La campaña, también sirve para que los agricultores sean capaces de adoptar la técnica para cultivar más cacao en la misma cantidad de tierra, sin la necesidad de cortar árboles. “Hemos visto con otros programas y experimentos que el potencial de duplicar el rendimiento de una granja es posible”, sostuvo King.

El programa forma parte de la iniciativa de Hershey –valuada en medio billón de dólares– para construir una cadena de suministro de cacao más sostenible, que incluya el fin de la deforestación. Además, la empresa está trabajando con los agricultores para plantar más árboles en sus granjas, debido a que el cacao se desempeña mejor como cultivo de sombra. Mientras las áreas de cultivo ghanesas se van volviendo cada vez más calientes, la sombra ayuda a retener el agua en el suelo, por lo que la compañía también se comprometió a colaborar con los agricultores para que puedan acceder a un financiamiento para plantar árboles.

Para los pequeños agricultores, que producen alrededor del 60% del chocolate del mundo, se trata de una iniciativa esencial para desarrollar sus tareas a medida que cambia el clima ya que, por otra parte, Hershey también los está ayudando a diversificar sus granjas, agregándoles nuevos cultivos como la yuca, para poder generar ingresos más estables.

“Sabemos que hay riesgos en todas partes, pero cuando se habla de un producto como el cacao, que se produce en muy pocos lugares del planeta, creemos que el peligro es mayor, por lo que las medidas que estamos tomando son más que necesarias”, concluyó King, quien también reconoció que la cadena de suministro de la compañía enfrenta desafíos para todos sus ingredientes, como almendras, lácteos y azúcar.