El biodiesel en busca de mercados para los excedentes

Con el cierre del mercado estadounidense, los biocombustibles argentinos se enfrentan a una capacidad ociosa cercana al 70%

El biodiesel en busca de mercados para los excedentes
jueves 04 de enero de 2018

Desde hace diez años, cuando se reglamentó el corte obligatorio de gasoil con biodiesel, la industria del biocombustible se ha mantenido en crecimiento, con un alto nivel de producción y de exportación. Sin embargo, con el cierre del mercado estadounidense las cosas comenzaron a cambiar.

Si bien la Unión Europea redujo el derecho de antidumping, beneficiando al biodiesel argentino, el mercado europeo no llega a reemplazar al estadounidense: ni en volumen ni en precio.

Debido a la falta de mercados alternativos que logren hacer frente al espacio vacío que dejó el país del norte, la industria está con una capacidad ociosa que ronda el 70%.

La Argentina tiene un esquema productivo eficiente, concentrando a todas las productoras en 35 kilómetros a la orilla del río Paraná. La producción nacional es de 4,5 millones de toneladas, de las cuales 1 millón son absorbidas por el mercado interno y 1,5 millones se exportan; el resto queda como capacidad ociosa.

Estos datos presentan un gran desafío para el sector hacia el 2018. Aunque el biocombustible representa menos del 20% de la facturación total de las empresas de cereales, igualmente impacta sobre la harina, lo cual deteriora toda la cadena porque representa el 80% del negocio de las cerealeras: para que la harina se haga eficientemente, hay que vender el aceite, que es el subproducto; para venderlo, sin depreciarlo en el mercado internacional, se tiene que transformar en biodiesel.

PERSONALIZAR

Elegí tu provincia para mostrar en la página principal: