Sábado 18 de Enero de 2020
Fate

Ocho paradas obligatorias de la Ruta del Chocolate europea

Si estás de viaje por el viejo continente, te presentamos algunas propuestas para que degustes el mejor chocolate del mundo

Ocho paradas obligatorias de la Ruta del Chocolate europea
lunes 01 de abril de 2019

Además de lugares alucinantes donde disfrutar de los mejores vinos y quesos del planeta, Europa tiene una excelente Ruta del Chocolate que merece ser descubierta. El viejo continente es el mayor productor de chocolate a nivel mundial, de modo que en varias ciudades existe una gran variedad de propuestas turísticas para degustar y comparar sabores únicos.

Si estás en Europa y querés vivir una experiencia chocolatera inolvidable, te recomendamos ocho ciudades donde el chocolate es religión:

1) Madrid (España): el chocolate en España es considerado todo una institución desde principios de 1500, cuando Cristóbal Colón introdujo el cacao tras su primera incursión en América. 

En la capital española, en la Chocolatería San Guinés, se pueden encontrar riquísimas variedades de chocolates calientes, que suelen servirse con churros.

Otro de los lugares recomendados es Alma de Cacao, donde se realizan pequeñas barras con ingredientes especiales como aceite de oliva, sal o piñones.

2) Barcelona (España): en la localidad más importante de Catalunya hay un museo que detalla la historia del chocolate en España, denominado Museo de Xocolata, que remarca la importancia que tuvo este producto en la economía social y económica del país.

En cuanto a las chocolaterías, el tour comienza en Pastelería Escribà, donde una tradicional familia realiza esculturas en base de cacao. Bubó también ofrece variedades exquisitas, aunque su joyita es una paleta con centro de praliné de avellanas bañada en chocolate negro y almendras, o chocolate con leche y copos de arroz.

 

3) París (Francia): la capital francesa se caracteriza por chocolates de lujo y una increíble variedad de sabores. Debauve & Gallais es la tienda más antigua, por lo que representa el punto de partida perfecto para iniciar el tour chocolatero. Aquí, el chocolate se ofrece con leche, frutas o hasta con una composición del 99% de cacao.

Por otra parte, La Maison du Chocolat (1977) –una tienda ubicada en la calle comercial Rue Saint Honore– es mundialmente conocida por sus dulces súper exclusivos. Sobre la misma vía, también está la boutique Jean-Paul Hévin, donde se comercializan algunos de los chocolates favoritos de las celebridades.

4) Lyon (Francia): el legado chocolatero en Lyon se remonta al siglo XVII. En la ciudad, hay alrededor de 50 productores, de los cuales los más importantes son Bernachon, que ofrece chocolates de frijoles en barra, y Chokola, cuya estrella es la “Maca Lyon”, realizado por el chef Sébastien Bouillet, quien se especializa en macarrones con cáscara de chocolate y relleno de caramelo.

5) Zúrich (Suiza): entre las chocolaterías de la ciudad, Lindt y Frey son dos opciones mundialmente conocidas y más que recomendables. Sin embargo, la experiencia más prometedora la encontrarás en Läderach, sobre la calle Bahnhofstrasse, donde ya desde la vitrina del local vas a poder admirar las hojas de chocolate, que se venden al peso. También vale la pena hacer una parada en Teuscher, que es donde se elaboran las mejores trufas.

6) Berlín (Alemania): la tienda más recomendada es Rausch Schokoladenhaus –ubicada en la plaza Gendarmenmarkt–, donde se elaboran alrededor de 200 sabores diferentes, entre los que se destacan los pralinés, los chocolates de leche oscura y la barra más larga del mundo.

Si estás buscando disfrutar de un gusto bien amargo, podés visitar Eric Hamman y probar un chocolate negro que es considerado toda una tradición entre los alemanes desde 1920.

7) Toscana (Italia): el “Valle del Chocolate” toscano se extiende entre Pisa, Prato y Cintolese, donde se localizan algunos de los mejores fabricantes de Italia.

En Pisa, Amadei es el lugar ideal para adquirir tabletas, barras, hojas y gotas para hornear. Por su parte, Pasticceria Mannori (Prato) ofrece unos riquísimos bombones y huevos de chocolate, en tanto que la cafetería Slitti Cioccolato e Caffè (Cintolese), sirve un exquisito capuchino acompañado con chocolates.

8) Bruselas (Bélgica): el chocolate belga es un ingrediente fundamental en la elaboración de postres de alta gama en todo el mundo. Aquí, la mayoría de los chocolateros están acostumbrados a recibir a los turistas con varias opciones para que se puedan deleitar con los sabores.

El tour arranca en Neuhaus, un local que permanece abierto desde 1857, que se caracteriza por sus trufas. Para probar chocolate de lujo, te recomendamos Godiva (que tiene varias tiendas en la ciudad) o Pierre Marcolini. En estas casas, cada variedad está elaborada meticulosamente a partir de distintos granos de cacao y son decoradas de manera innovadora.

Finalmente, en Maison Dandoy se sirven los mejores waffles de toda Europa.