Vinos: la historia de un productor marroquí que le hace frente a la adversidad

Charles Melia es un marroquí de setenta años de edad que produce 165.000 botellas de vino al año. ¿La curiosidad? Es el único productor de la región semiárida del suroeste del país

Vinos: la historia de un productor marroquí que le hace frente a la adversidad
sábado 13 de abril de 2019

A principios de la década del cincuenta, los buques cargados con vinos marroquíes llegaban a los grandes puertos europeos. Sin embargo, en 1956, tras la independencia de Marruecos, la cantidad de hectáreas de viñedos disminuyó muchísimo. Actualmente, solo posee 6.500 hectáreas.

Con setenta años, Charles Melia, jefe y fundador de la bodega Val d’Argan, es el único productor de vino de la región semiárida del suroeste del país, ya que los mayores niveles de producción se hallan más al norte, cerca de las localidades de Benslimane, Berkane o Meknes.

Laurent Sachot, gerente de una tienda especializada en Rabat –capital de Marruecos–, manifestó: “Marruecos es una tierra de vinos desde la Antigüedad, pero no hemos visto emerger vinos de calidad hasta hace poco, con una clientela para degustarlos y amantes...

¿Querés leer más?

Este contenido es exclusivo para los Suscriptores de Diario Agroempresario