Martes 04 de Agosto de 2020
Fate

Acero vegetal: casas de bambú que son tendencia en la arquitectura mundial

La nuevas construcciones sustentables y artesanales que prometen ser las viviendas del futuro

Acero vegetal: casas de bambú que son tendencia en la arquitectura mundial
viernes 27 de septiembre de 2019

El bambú ha sido utilizado en las regiones tropicales del mundo desde hace decenas de miles de años. Esta planta silvestre, que crece en  barrancos o laderas de montañas, se ha convertido en el material predilecto de arquitectos y diseñadores para la construcción de viviendas principales. Pese a ciertas normas regulatorias, la tendencia que tuvo su origen en el continente asiático y en Sudamérica se expande a pasos agigantados en toda Europa.

 

El potencial

El bambú crece en todo el mundo –excepto en Europa– y para su crecimiento solo se necesita agua de lluvia, de manantial y luz solar. En 24 horas puede crecer entre 20 y 30 centímetros, siendo una de las plantas que más altura alcanza. Existen más de 1.500 especies que se reproducen de forma natural en todo el mundo. Como recurso, el potencial del bambú se encuentra en su sustentabilidad; mientras que, como material, su flexibilidad permite realizar diseños creativos y originales.

Cada año nace una nueva generación de brotes de bambú, lo que lo convierte en un material sostenible que nunca escaseará. Hueco, liviano y flexible, tiene la capacidad de tracción del acero, la resistencia del hormigón a la compresión y estéticamente es bello: “Una caña con diez centímetros de diámetro puede  tener una resistencia superior a 5.600 Kilos”, explica Isaac González, diseñador y constructor.

Respecto al medio ambiente, solo se talan sus cañas a partir de los cuatro años y se retira solo el 15% de la misma. El bambú es uno de los mayores captadores de CO2 y su huella ecológica es inferior a la de la mayoría de los materiales de construcción.

 

Diseño e Invención

Hasta hace poco, era casi imposible proteger al bambú de los insectos. El material  desprotegido y sin tratar, envejece y se carcome. A través de soluciones como el bórax –una sal natural–, se pudo transformar al bambú en un material factible para la construcción. Si se trata correctamente y se trabaja con cuidado, la estructura de bambú puede durar toda la vida.

La construcción de viviendas o módulos experimentales con bambú se está desarrollando de la mano de jóvenes diseñadores y arquitectos en países como Indonesia, Vietnam, Nepal, Bali, Colombia, Costa Rica, México, Brasil y Ecuador.

- IBUKU: la arquitecta balinesa Elora Hardy es la fundadora y directora creativa de IBUKU, una firma pionera en la construcción de viviendas con bambú en colaboración con artesanos locales.

- Simón Vélez: este arquitecto colombiano desarrolló múltiples proyectos en once países, entre los que se destaca el Pabellón Zeri para la Exposición de Hannover 2000 en Alemania.

 

- Ignacio Pacheco-Rivas: este arquitecto trabaja desde Canadá a través de  la Plataforma Abouthaus para lograr un cambio la forma de construir viviendas.

- Anna Heringer: esta arquitecta alemana que crea residencias, museos, centros universitarios, hostels, escuelas en Bangladesh, India y Zimbabwe.

- Isaac González: directivo de Bambusa Estudio en España. Son especialistas en todo tipo de instalaciones auxiliares de bambú para el interior y exterior, ofrecen servicios completos de diseño y construcción de estructuras.

 

Limitaciones y desafíos

Respecto a las construcciones, casi todo lo que se hace con este material está hecho a mano utilizando miles de clavos de bambú cortados a mano. Esto implica  un trabajo artesanal que requiere destreza y perfeccionamiento.

Otro desafío implica la incorporación del bambú como elemento estructural para la construcción de viviendas dentro de un marco regulatorio. En países como España, arquitectos, diseñadores e investigadores impulsan la inclusión de este material en el Código Técnico de Edificación Española.