Domingo 23 de Febrero de 2020
Fate

Warmi: cuando tejer redes está de moda

La emprendedora Belén Moroni creó una marca que interviene accesorios para mujer realizados por pueblos originarios

Warmi: cuando tejer redes está de moda
miércoles 09 de octubre de 2019

Warmi es más que un emprendimiento: se trata de un grupo humano formado por representantes femeninas de todo el mundo. En 2014, Belén Moroni creó Warmi –que significa mujer en quechua–, una propuesta novedosa dentro del mundo de la moda, en la que distintos artistas intervienen accesorios para mujer realizados por artesanos de comunidades autóctonas de todo el mundo. Los mismos son comercializados en su local de San Isidro, o vía online a través de sus redes sociales y su sitio web.

Uno de los ejes centrales de la iniciativa es contribuir al fortalecimiento de las economías de los pueblos originarios de todo el mundo, creando una comunidad genuina de emprendedores.

 

Comunidad Qom en Chaco

“Estas mujeres son las que con mucho amor, paciencia y dedicación fabrican uno por uno nuestros canastos, que luego son intervenidos por distintas artistas. La utilización de diferentes técnicas de tejido heredadas son únicas”, expresó Moroni.

El proceso comienza cuando las mujeres de la comunidad recolectan la palma carandilla –lagaxarai en lengua qom– de forma manual, de diferentes ejemplares y zonas, pensando en su conservación y perdurabilidad. Luego, dependiendo del uso que se les vaya a dar, el tratamiento de las hojas varía: pueden utilizarse húmedas –recién extraídas– o secas –luego de estar expuestas al sol durante varios días–. Una vez que están en condiciones, se crean objetos y artesanías mediante distintas técnicas, utilizando diferentes puntos de tejido ensamblados con chaguar –una especie de hilo creado a partir de una planta parecida al aloe–, lana, hilo y plásticos.

 

Comunidad Wayuu

“Nuestras mochilas wayuu son tejidas por el pueblo indígena que habita en el desierto de La Guajira en Colombia, frente al mar Caribe. Sus mochilas son la máxima expresión del tejido wayuu, fácilmente reconocibles por sus colores y diseños. Las mismas se fabrican en tejido de crochet en dos o tres hebras. La elaboración de cada pieza puede tardar aproximadamente veinte días. “Son verdaderas obras de arte”, afirmó la emprendedora.

 

 

El primer Emprendig Fest

Warmichella Lifestyle Festival es un encuentro de emprendedores, artistas y música que lo convierte en una experiencia distinta. Se trata de un espacio para que miles de emprendedores tengan un lugar especial para mostrar sus productos en un ambiente relajado y en conexión con la naturaleza.

Warmichella surgió a partir de un primer “té de emprendedoras” organizado por Moroni en 2014, quien quiso reunir en su casa a un pequeño grupo de mujeres que había conocido a través de la red social Instagram. En aquel entonces, no se imaginó que ese sería el primero de varios encuentros, que más tarde terminaría bautizando como Warmichella por el nombre de su marca. “Fue animarme a dar un paso más, darme cuenta que hay muchos emprendimientos que hacen cosas increíbles y no saben mostrarse. Siento que soy un puente entre los emprendedores y artistas con el público. La idea del festival es conocerse cara a cara con las personas que están detrás de cada marca, generar vínculos, conectar, unir”, expresó Moroni. Con el espíritu solidario que caracteriza a todos sus proyectos, la emprendedora busca tejer redes y que el festival sea un puente entre los emprendedores y quienes no conocen a estas marcas.