La miel argentina busca ganarle la pulseada a China

Ante el crecimiento de algunos competidores como China, la cartera de Agroindustria impulsa el agregado de valor y la tipificación

La miel argentina busca ganarle la pulseada a China
miércoles 07 de febrero de 2018

De acuerdo al Ministerio de Agroindustria de la Nación, en la Argentina hay alrededor de 23.000 productores de miel y 3,5 millones de colmenas, lo que posiciona al país como tercer productor y segundo exportador de miel a nivel global.

Si bien la Argentina produce entre 60.000 y 65.000 toneladas de miel, el 95% de la producción es exportada. Los pequeños y medianos productores distribuidos en todo el país, aunque cuentan con mayor presencia en Buenos Aires, Entre Ríos, Córdoba y Santa Fe, tienen dos opciones: vender su producción a fraccionadores o a exportadores que la comercialicen a granel.

Según la cartera de Agroindustria, la mayor parte de la miel se exporta en tambores de 300 kilos, lo que permite mezclarla con otras variedades una vez que llega a destino. Es por ello que la miel envasada representa sólo el 1% de las exportaciones.

La miel argentina se destaca a nivel mundial tanto por la calidad como por la cantidad de variedades que se elaboran, desde las más oscuras hasta las más claras. Mercedes Nimo, subsecretaria de Alimentos y Bebidas del Ministerio de Agroindustria de la Nación, sostuvo que “eso te da la oportunidad de diferenciar el producto. Es una tarea que todavía tenemos pendiente”.

Tras la crisis de 2015, año en que exportó solamente 43.000 toneladas, el sector logró recuperarse en 2016 al alcanzar las 76.000 toneladas. Sin embargo, la preocupación pasa por el gran crecimiento que está teniendo China. “Son la principal competencia internacional. El problema es que son muy baratos. El día que a China le va bien te inunda de miel el mundo y el precio baja”, explicó Nimo, a la vez que remarcó que China compite por el precio, por lo que es fundamental que la Argentina se focalice en la calidad.

Por su parte, Julio Fontán, presidente de Cipsa, empresa que cuenta con una red de 4.000 apicultores y exporta 9.000 toneladas por mes de miel a granel, expresó: “China te vende –lo hemos comprobado en Apimondia (la feria más importante del rubro)– un jarabe que no sabemos de dónde proviene, con el cual con un tambor se puede hacer un contenedor de miel. Eso al mercado lo destroza”.

De acuerdo al informe de Agroindustria, hay entre 25 y 30 empresas que se dedican al acopio y la exportación. Además, hay compañías como la tecnológica Newsan, que decidió abrirse al mercado de alimentos en 2014, y que no sólo exporta miel, sino también otros productos como el maní, la ciruela y las pasas de uva.

Newsan Food pasó de exportar cien toneladas en 2014 a tres mil en 2016. El 80% de sus exportaciones se destinan a Europa. “Ellos pagan un poco más y, al hacernos conocidos con la marca, la demanda va haciendo que tengas mayor participación”, sostuvo Verónica Nohara, gerente de la marca, al tiempo que remarcó que el objetivo principal para 2018 es aumentar su participación en EE.UU.

Tanto en Cipsa como en Newsan Foods creen que la Argentina debe enfocarse en incrementar la calidad para poder competir a nivel internacional. Desde Agroindustria quieren promover el agregado de valor mediante la tipificación o haciendo que aumente la exportación de miel envasada con marca propia.

“Queremos colocar la miel fraccionada pero todavía no es competitivo. Hemos lanzado una marca propia, Patagonia New Food, con la que queremos colocar nuestros productos cada vez más cerca del consumidor final”, afirmó Nohara.

En tanto, Fontán indicó que apuestan a especificar cada vez más el producto exportado y que poseen “un plan de orgánicos en algunos sectores”. Según detalló, fueron sus clientes de Estados unidos y Alemania los que le propusieron hacer miel de monte no contaminada, ya que “allí lo sano y natural es tendencia”.  

PERSONALIZAR

Elegí tu provincia para mostrar en la página principal: