Miércoles 05 de Agosto de 2020
Fate

Los quesos de Tandil mejoran su competitividad

Con el propósito de promover y valorizar los productos de la región, especialistas del INTI asisten al Cluster Quesero de Tandil para agregar valor a la producción

Los quesos de Tandil mejoran su competitividad
lunes 06 de enero de 2020

El queso es un producto esencial para la mesa y la cultura gastronómica argentina, a tal punto que se estima que el consumo anual supera los 11 kilos por persona. Con el objetivo de aumentar la competitividad de uno de los lácteos tradicionales del país, especialistas del INTI asisten al Cluster Quesero de Tandil a través de capacitaciones y sugerencias técnicas para mejorar la producción de la zona.

“El Plan de Mejora Competitiva que estamos implementando desde el 2014 en conjunto con el INTI y otros organismos e instituciones, nos ha permitido instalar la marca Tandil, inaugurar un laboratorio de calidad de la leche y mejorar la producción”, destaca Hugo Inza, presidente del Clúster. Esta entidad actualmente nuclea a 28 queserías —en su mayoría familiares— y tiene una producción anual de 600 toneladas de quesos.

Durante este año, el INTI sumó al trabajo que viene realizando una serie de talleres sobre tecnologías de elaboración de quesos cremosos e hilados, cata dirigida y maridajes, y conservación. “En cada encuentro, buscamos profundizar los conocimientos y mejorar las prácticas de elaboración locales, para impulsar el desarrollo de productos con mayor valor agregado”, subraya Mariana Cinalli de la Unidad de Extensión del INTI en Tandil, área que coordina la asistencia.

Las capacitaciones contaron con la asistencia tanto de elaboradores de quesos como de personal operativo, supervisores, directivos de las queserías y comerciantes. “Desde el Cluster también buscamos la tecnificación de los comercializadores, porque nos interesa que quienes venden los productos conozcan los detalles de la producción para transmitir la información necesaria a los clientes. En Tandil hay una tradición quesera y un saber hacer que tiene que ser comunicado”, agrega Inza.

Otra de las líneas de trabajo, impulsada recientemente por el Centro de Lácteos del INTI, consistió en realizar una caracterización composicional y sensorial de los quesos de Tandil. Esta tarea permitirá no sólo valorizar los productos de la región sino también determinar el estilo y sabor característico, que los diferencian de lo más de 100 tipos de quesos que se producen en el país.

Esta acción se suma al trabajo que viene impulsando el INTI, institución que este año celebra su 60º aniversario, con el objetivo de fortalecer la industria láctea argentina.

INTI