Miércoles 30 de Septiembre de 2020
Fate

AHA: nueva agua saborizada de Coca-Cola

En un mundo marcado por los cambios de hábitos, la compañía lanza al mercado norteamericano una bebida frutal de sabores y colores fuertes que viene a romper paradigmas

AHA: nueva agua saborizada de Coca-Cola
martes 17 de marzo de 2020
P

ese a que Coca-Cola llegó tarde al juego de las aguas saborizadas, la estrategia del gigante rojo de las bebidas sin alcohol en su reciente lanzamiento en Estados Unidos es muy audaz. AHA, la nueva marca de la multinacional, se está ganando su espacio a codazos en las góndolas atestadas de nuevos productos, con sus latas de colores brillantes, nombre en letras mayúsculas y burbujas de intenso perfume y sabor.

La idea parte de que “más es más”, un concepto que se hace evidente en sus ocho presentaciones; cada una de ellas constituye una combinación de dos sabores: manzana y jengibre, arándano y granada, naranja y pomelo, frutilla y pepino, durazno y miel, y lima y sandía; además de los sabores cereza negra y café, y citrus y té verde, que son cafeínados, cada uno con 30 mg, más o menos lo mismo que una lata de Coca-Cola.

La directora de marca de AHA, Julie Siwemuke, asegura que la compañía estudió el mercado y encuestó a consumidores, llegando a la conclusión de que lo que los bebedores de aguas saborizadas estaban buscando era más.

“Esta es una marca vibrante, vivaz, juguetona, y era realmente importante para nosotros que estuviera orientada al consumidor y diferente de lo que hay por allí”, resalta la ejecutiva, a la vez que agrega: “Desde el aroma fuerte hasta el perfil acentuado de los sabores, eso fue algo que los consumidores nos dijeron alto y claro que estaban buscando”. Además, señala que le etiqueta incluye una pista oculta del ADN asertivo de la bebida: el espacio negativo conformado por la “H” forma un signo de exclamación.

Aunque el nombre de la bebida puede hacer pensar en un grupo pop de la década del ochenta, la presentación estridente de la marca apuesta a una clara diferenciación. Desde el momento en que se abre la lata, la nueva línea muestra su personalidad. Cada presentación tiene un aroma fuerte y dulce, que puede llevar a que el consumidor mire dos veces la etiqueta para chequear que se trata de un agua que no contiene azúcar ni ningún tipo de jugo.