Miércoles 23 de Septiembre de 2020
Fate

La innovadora 'carne limpia'

Así como en su momento surgieron las hamburguesas a base de vegetales que imitaban en apariencia y sabor a la carne, ahora lo último es la carne cultivada in vitro

La innovadora 'carne limpia'
lunes 27 de agosto de 2018

Según la FAO, la producción de carne a nivel mundial alcanzaría las 336 millones de toneladas en 2018, lo que significaría un aumento de un 1,7% en relación al año pasado. En ese contexto surge la carne limpia –o clean meat, en inglés–.

Memphis Meats, una compañía radicada en San Francisco, California, es una de las firmas que están innovando con este tipo de alimento. “Hacemos carne buscando las células de alta calidad de los animales y cultivándolas para generar carne. Nos salteamos algunas etapas del proceso actual (como criar y procesar animales) y llevamos una deliciosa y nutritiva carne a tu mesa”, explica la empresa en su sitio web.

En resumen, lo que hace Memphis Meats, que ya genera carne de vaca, pollo y pato, es extraer las células de tejidos animales y cultivarlas in vitro, proceso que puede llegar a tardar hasta nueve semanas.

La empresa consiguió atraer a empresarios como Bill Gates, Richard Brandson, o la compañía Cargill. Brian Sikes, encargado de la división de proteínas de Cargill, sostuvo que “la carne es una parte esencial de la dieta de los consumidores y es central para muchas tradiciones y culturas”.

En la misma línea, Sikes remarcó: “Creemos que los consumidores seguirán eligiendo la carne como una fuente de proteínas y ese es el motivo por el que nos estamos enfocando en llevar a su mesa productos tan sustentables y accesibles como podamos. Tanto nuestras proteínas tradicionales como la innovadora carne cultivada son necesarias para satisfacer esta demanda”.

En tanto, Brandson declaró que cree que dentro de diez años ya no se va a necesitar matar animales, ya que “toda la carne será limpia o hecha a base de plantas, tendrá el mismo sabor y será mucho más saludable para todo el mundo”. 

Memphis Meats comparte la misma visión que Cargill y Brandson: “Nuestro objetivo es mantener los beneficios y, al mismo tiempo, elaborar productos más sanos, nutritivos y seguros. A escala, este tipo de carne necesita una cantidad significativamente menor de tierra, agua, energía y comida. Nuestro método producirá menos desperdicios y reducirá dramáticamente las emisiones de gases de efecto invernadero”.