Los robots que revolucionaron la horticultura

Iron Ox es una empresa de San Francisco, Estados Unidos, que desarrolló un sistema de hidroponía totalmente robotizado

Los robots que revolucionaron la horticultura
viernes 05 de octubre de 2018

La tecnología de Silicon Valley llegó también a las hortalizas. La empresa Iron Ox, situada en San Carlos (California), diseño un proceso de hidroponía en torno a la robótica; todo el proceso es realizado por robots: un brazo robótico hace el trasplante de plantines, mientras un robot más grande le va alcanzando nuevas bandejas con otras hortalizas y luego las traslada a diferentes sectores dependiendo del nivel de maduración de la planta; el área de trabajo está dividida según el ciclo de vida de las hortalizas.

Brandon Alexander, co-fundador y CEO de la empresa, comentó que la idea de la empresa es asegurar la venta de vegetales en lugares que normalmente no tienen acceso a ellos. Produciendo hortalizas frescas y sin pesticidas, Iron Ox busca reducir el recorrido transitado por los productos desde la huerta a la mesa. Con el sistema robotizado y el ambiente controlado, se puede producir en cualquier lado, sin necesidad de tener tierras.

Actualmente, la huerta de Iron Ox cuenta con alrededor de 93 metros cuadrados y puede producir 26.000 plantas de lechuga y otras verduras. 

El modelo de hidroponía necesita un 90% menos agua que la agricultura tradicional; además, la robótica reduce el costo de mano de obra: los robots pueden plantar, agregar nutrientes, trasplantar, cosechar y empaquetar; no se necesitan personas en ninguna etapa del proceso.

La movilidad de los robots se da mediante sensores similares a los de los vehículos autónomos; pueden levantar y mover cerca de 350 kilos en plantines y nutrientes. Si bien se han probado varios modelos de huertas en interiores, esta es la primera completamente autónoma; por ahora, como la tecnología aún está en desarrollo, hay personas trabajando en algunas etapas del proceso, pero eventualmente quedarán únicamente los robots.

Asimismo, los científicos de la compañía están trabajando con los ingenieros para desarrollar algoritmos que permitan al robot identificar las enfermedades de las plantas.

Según Alexander, en menos de un año las ventas llegarán a cubrir la inversión inicial. Además, debido a la movilidad de los robots, en caso de querer producir más, simplemente se deben agregar más bandejas.

 

Al principio, cuando se inicie la comercialización, los productos se van a vender en restaurantes y, a partir de 2019, la idea es expandirse hacia otras localidades. 

 

PERSONALIZAR

Elegí tu provincia para mostrar en la página principal: